¡Los Cruceros han vuelto!

¡Los Cruceros han vuelto!

La semana pasada tuvimos la suerte de probar, sentir, disfrutar y vivir un crucero por primera vez en muchos meses!

La naviera Costa Cruceros, ahora posicionada con su barco insignia en el puerto de Barcelona, invitó a agentes de viajes de España y Portugal a una escapada a bordo del Costa Smeralda para que podamos comprobar que viajar seguros, se puede!

Para que un barco sea seguro, hay que ser muy cuidadoso en los detalles. Y Costa Cruceros, sin dudas lo es. La naviera ha desarrollado un protocolo con sólidas medidas de seguridad para proteger a los clientes y a la tripulación mientras disfrutan de las mejores vacaciones. 

El protocolo cumple con las directrices sanitarias nacionales e internacionales e incluye una amplia gama de medidas y procedimientos que abarcan todos los aspectos del crucero, entre ellos:

  1. La seguridad de los miembros de la tripulación al volver al trabajo
  2. El proceso de reserva
  3. Operaciones de embarque y desembarque en los puertos
  4. La experiencia a bordo.
  5. Excursiones
  6. Atención médica

Antes de embarcar, tuvimos que hacer el check-in online, nos bajamos la app de Costa y descargamos toda la documentación importante para el crucero.
Para abordar, según el puerto y país de origen, la naviera pide presentar un test de antígenos o PCR, según corresponda por la incidencia acumulada de casos en cada país.

En la terminal, el embarque es escalado. Todos recibimos un horario específico para presentarnos en el puerto. Si no es tu hora de embarque, no puedes entrar en la terminal.

Además de varios controles de temperatura tanto en la terminar de cruceros, como al subir al barco, tenemos que higienizarnos las manos constantemente. Para esto hay máquinas dispensadoras de alcohol en gel distribuidas por todo el barco. O nuestras favoritas, a la salida de cada restaurante, unas limpiadoras de manos automáticas con agua tibia y desinfectante de manos. No estamos seguros al 100% de lo que era, pero las manos quedabas limpias y suaves! :)

Los huéspedes de un itinerario de al menos 7 noches tienen que someterse a una prueba de antígenos a mitad de crucero. Este procedimiento es obligatorio para los huéspedes mayores de 6 años. El coste de la prueba es por parte de Costa. Esta prueba es válida para el desembarque en Barcelona.

A bordo, todos los huéspedes deben tomarse la temperatura corporal (como mínimo) una vez al día antes de las 20:00 horas en los dispositivos automáticos situados en varias zonas del barco. 

Para medir la temperatura tienes que seguir tres sencillos pasos:

  1. Llevar el código de barras de la Tarjeta Costa;
  2. Tienes que colocarte a la distancia adecuada que te indica la pantalla;
  3. Comprobar la temperatura del aparato.

Si la temperatura supera los 37,5°C, tienes que ir a tu camarote y contactar inmediatamente con el centro médico para recibir asistencia.

Como ahora mismo la normativa tanto en Italia como en España indica que las mascarillas son obligatorias en espacios cerrados o si en exteriores no puedes garantizar la distancia de seguridad, a bordo de los barcos de Costa, es igual.
Siempre que estés en las cubiertas y puedas garantizar la distancia de seguridad, puedes quitarte la mascarilla. 
Dentro del barco solo puedes quitártela en los bares y restaurantes.

Una vez que tengas claras estas normas de seguridad, lo que queda es disfrutar.

En este enlace puedes ver en detalle todas las medidas y protocolos de seguridad de la naviera.

En cuanto al entretenimiento y las instalaciones, solo que decir que el barco es un espectáculo en sí. 

Con 3 piscinas exteriores y una interior, varios jacuzzis donde relajarse. Un área de SPA con numerosas salas para tratamientos, sauna, sala de hielo y una piscina de ensueño

En la popa, en las cubiertas superiores, encontramos una pantalla gigante donde emiten películas o partidos de fútbol, entre otras cosas...
Y es una pasada ver allí el atardecer..

Además de los espectáculos en el teatro y el Coliseo del barco, de la variedad gastronómica que el barco nos ofrece, de los atardeceres y amaneceres, del club infantil, las piscinas, y demás, el barco tiene 4 toboganes acuáticos para divertirnos tanto grandes como pequeños!

Es un barco muy completo y seguro. Grande, espacioso, cómodo y con una gran tripulación a bordo.

Sin dudas lo recomendamos tanto para unas vacaciones en familia, con niños, o entre amigos o parejas... 

Nosotros nos sentimos muy seguros a bordo, y gracias a esa tranquilidad, lo pasamos genial y pudimos disfrutar de estos días luego de tantos meses sin viajar en crucero!

Si no nos creen, vean la siguiente foto!

  Artículo creado por Magdalena Laborde, nuestra experta en ciudades europeas.